Educación popular en salud: Narrativas de Kinchileños con diabetes

map of Kinchil

El antropólogo Sergio Lerín me invitó recientemente a ver el video Kinchil, sobre salud y diabetes, que quiero compartir con ustedes.

En tiempos de cultura digital, tecnología y globalización donde las noticias en ‘tiempo real’ pasan rápidamente a cada momento,  pienso que la banalización de la vida y de la muerte llega a ser un grave síntoma de enfermedad moral (Ignacio Delama Zaragoza).1

Los medios nos muestran, por ejemplo, el asesinato de maestros y estudiantes de manera sensacionalista y notamos que la comunicación global concientiza pero también glamurisa la situación y los problemas de la gente desvinculándola del proceso socio-histórico. Sin dudas, la existencia humana ocurre más allá de los medios de comunicación.

En la tensión permanente entre concordar y criticar el uso desmedido del audiovisual, creemos que el video Kinchil (17:48’, 2012) nos aproxima de una realidad que ni aparece en esos medios, ni es tan distante de nosotros (Ej. entre Cancun y Kinchil hay una distancia de 356.2 km) >

Link para el video:https://www.youtube.com/watch?v=7hYlr7mRXR8

 

El video registra, en maya y español, la situación de hombres y mujeres con diabetes en Yucatán, Campeche, y otros lugares del estado de México, donde se han duplicado los casos. El estudio del Instituto de Salud Pública (2007) afirma que la diabetes Mellitus Tipo 2 crónica degenerativa se ha triplicado en los cinco últimos años, y hoy es la tercera causa de muerte en México entre personas de 55 a 64 anos, en parte porque no reciben una orientación médica adecuada.

Como educadora, creo que esta investigación nos muestra que cultura, educación y salud se procesan juntas en los movimientos sociales que buscan ser democráticos. Los investigadores, el antropólogo Sergio Lerín Piñón (Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social) y Clara Juárez Ramírez (Instituto Nacional de Salud Pública) a partir de analizar la situación social y cultural de los diabéticos, hacen una lectura e investigación innovadora que puede contribuir con los servicios y sistemas de salud pública. Una de las metodologías utilizadas por los investigadores para sistematizar las comprensiones parte de las narrativas de Eulógia, Elma, Pedro y Landy, diabéticos mayas de Kinchil. Esto les permite entender el sentido de las mismas en la convergencia temática salud y educación. Es importante conocer la dimensión de la escucha en las comunidades mayas, saber lo que sienten y dicen sobre su situación y condiciones de vida, sobre la salud, enfermedades y tratamiento con medicamente alopáticos, homeopáticos o caseros a los que recurren para tratar la diabetes. En la propia narrativa reconocen ciertos cuidados necesarios pero que no son realizados ni orientados por parte de las instituciones públicas.

En la experiencia narrada por los diabéticos, los investigadores van descubriendo detalles y relacionándolos en los registros: el uso de sandalias de llantas, el no cuidado con la alimentación ni con los afectos, lo que les genera alguna enfermedad. Eulógia, Elma, Pedro y Landy al narrar sobre el avance de su enfermedad, ven su cuerpo mutilado, ven como poco a poco van perdiendo partes, reconocen la precariedad de la vida y la importancia de la ayuda de los médicos homeópatas. Estos médicos algunas veces escuchan las narrativas sobre los beneficios de la medicina natural que ellos utilizan, por ejemplo, el limón para limpiar las heridas. La escucha atenta de las orientaciones medicas le permite a los diabéticos hacer una dieta con verduras, jugo de frutas, poca sal, poca tortilla, café, chocolate y dulces; optan por el pollo, el pescado con tostada y sin frituras, y asumen la necesidad de cambar la dieta alimentar.

El sufrimiento los lleva a recurrir a los tipos de medicina recomendados, ya sea la homeopatía y / o la medicina tradicional con “puras” plantas que no dañan el organismo.

Otro aspecto importante del video es mostrar la sensibilidad de los investigadores al reconocer los saberes y prácticas culturares de la gente sobre el cuidado de sí, al re-conocer / comprender la cultura en la que están insertos los investigadores e investigados. Estos últimos, reconocen que la consulta por la diabetes en los puestos públicos de salud implica en aceptar las orientaciones médicas y, también, asumir los momentos insoportables de depresión y la necesidad de apoyo familiar y de acompañamiento social. Decidir aplicarse la vacuna de influenza H1N1 los coloca en una escala universal de lo que es salud. El video nos permite preguntarnos: ¿diabetes implica obesidad o viceversa? El video muestra imágenes de la vacuna, el plato recomendado y ciertas rutinas como andar en la cinta o en la bicicleta para controlar la diabetes.

Las preguntas sobre sí mismo y de cómo se llegó a esa situación de sentirse enfermo, sobre qué cambios hubo en su rutina individual y socio-familiar les permite entender la procedencia de la diabetes que parece encontrar en lo emocional, en el sedentarismo y en la obesidad, en la alimentación inadecuada respuestas a los factores que explican y, de cierta manera, favorecen caminos para la salud.

Las personas que conviven con la diabetes se podrían preguntar si los mayas tenían ese u otro tipo de enfermedad o si ésta surge con la modernidad, si en las diversas clases sociales la diabetes se manifiesta de diferente manera, y también si esta se relaciona con lo afectivo, emocional.

Todo indica que hacer un video para codificar una situación social de enfermedad de las personas implica hacer una lectura del mundo, ser sensible y solidario, para diseñar una verdadera cartografía de los saberes de los participantes (investigados e investigadores) sobre la diabetes (en este caso) en relación con su cultura, condición y situación social. Hay que preguntarse por la vida, por la salud, por el sistema que los excluye para luego incluirlos en Programas para enfermos, para tratarlos/sanarlos.

Es un sistema capitalista de salud donde todo lo que sea público corre el riesgo de tornarse lucro o caridad. Es un video que puede contribuir significativamente con la formación comunitaria y ciudadana ya que genera muchas preguntas más que certezas, y eso es un aspecto positivo: ¿Qué políticas públicas sustentan la atención médica a las comunidades maya? ¿Por qué en el video la música de fondo es céltica? ¿Cuál es la relación que los realizadores hicieron con la cultura maya? ¿Qué cultura es esa? ¿Cómo ser saludables y ciudadanos? ¿Cómo tener mejores condiciones de vida? ¿Cómo reconocernos parte de una familia global que nos enferma para controlar?

Creo que se podrían destacar otros elementos importantes del video, pero sin dudas este proyecto encontraría sustento en los principios de la educación popular de Paulo Freire que busca la transformación social en la propia situación y silencio de la gente, en este caso, de Eulógia, Elma, Pedro y Landy que, según sus narrativas, la enfermedad los sorprendió sin muchos recaudos. En el diálogo con ellos se recupera su universo vocabulario para sistematizar, problematizar y buscar salidas para la salud, o sea, ellos aprenden con la enfermedad. Al codificar la situación-limite enfermedad, ellos, luego, toman distancia, hacen una relectura para retornar a ella con otros saberes en su dimensión cognitiva y política.

El vídeo presenta un universo institucional, legal, educativo, de diversidad cultural, de género, político y el compromiso de los investigadores que se solidarizan con la gente de Yucatán, o sea son investigadores que no estudian ideas y sí la realidad.

Se trata de un registro en audiovisual que puede ser utilizado para intervenciones en la educación comunitaria, en la educación media y superior, con estudiantes y también con profesores de medicina. Es una orientación importante para los cuidados de la salud y para fortalecer la cultura de los Kinchileños. Como cientista de la educación creo que la investigación y su propuesta metodológica al dialogar con los principios de la educación popular de Paulo Freire, en la escucha atenta, en la cultura del silencio y por medio del dialogo, encuentran importantes elementos para entender la salud de la gente como una cuestión de educación pública y de la educación pública critica como una cuestión de salud.

Me pareció importante compartirlo,  lo recomiendo y pueden dejar comentarios.

Margarita Victoria Gomez,

São Paulo, 01 julio de 2016.

1 http://elpais.com/elpais/2015/04/11/opinion/1428771344_463130.html
Esse post foi publicado em Pedagogia da virtualidade. Bookmark o link permanente.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s