Civilizaciones y estrategias de vida sostenibles

Marisa Soares

civiliza
“La raza humana, aunque se halla actualmente en la cima de la pirámide evolutiva, no se ve como algo separado de la tierra y de su biodiversidad” (HAVERKORT, et al. 2003, p.21).

La modernidad europea se difundió desde la Edad Media para todo el mundo. La evolución de las civilizaciones presenta en la cronología histórica, por vuelta de 10.000 años atrás, la agricultura que se desarrolló en distintos continentes: “en el Creciente Fértil (el territorio entre el Golfo Pérsico, Mesopotamia y Palestina), los Valles del Indo y el Ganges, así como las planicies del norte de la China. Posteriormente, se difundió hacia Centro América y los Andes, a Europa Noroccidental y África de la región del sub Sahara” (HAVERKORT, et al. 2003, p.18). Estas civilizaciones estaban centradas en planicies aluviales fértiles con alto potencial para mantener una población creciente. También observamos que el proceso de colonización de los pueblos occidentales fragmentó o exterminó algunos aspectos fundamentales para la integración estructural de las civilizaciones.

Se considera que la moralidad de la gente es un factor importante al explicar los procesos relacionados a la agricultura, a la salud y al bienestar comunal. Cuando analizamos el sincretismo religioso entre las religiones de los pueblos nativos en norte, centro y sur América, con las religiones de los españoles ingleses, franceses y portugueses, observamos que los estilos tradicionales de vida, creencias y prácticas fueron reemplazados o complementados por los valores cristianos y occidentales. De hecho, la evaluación del fracaso y el éxito de los acercamientos convencionales de desarrollo, como parte de la ya mencionada evaluación de los esfuerzos de desarrollo indo-suizos, hizo evidente que tales programas no consideran de forma suficiente las estrategias de vida de las familias y las comunidades de campesinos (BAUMGARTNER, p.15).

El desarrollo rural debería apoyar a los hogares campesinos en la adaptación constante de sus estrategias de sobrevivencia hacia la meta de estrategias de vidas más sostenibles. Es dentro de este contexto más amplio que se debería negociar y promover un manejo mejorado de suelos, água, bosques y pastizales para lograr agroecosistemas más sostenibles (Ibídem, p.16). Algunos aspectos de la globalización que afectan tanto las comunidades rurales como el área urbana son:

  • La influencia de los medios masivos y de la educación, que está llevando a cabo una occidentalización general de los patrones de gusto y consumo.
  • La difusión de la ciencia global. En la actualidad, el conocimiento y la ciencia global  resultan de procesos globales de generación de conocimiento y de integración global de comunicación, producción y comercio. La educación e investigación universitaria se basa en estándares científicos occidentales en vez de en sus propias tradiciones científicas, de sus recursos locales y sus sistemas de conocimiento.

“Es importante estar consciente de que la relación entre el individuo, la familia y la orientación colectiva es altamente dinámica, abierta y sujeta a las interdependencias multidimensionales entre estas categorías” (RIST, et al. 2011, p.162). Debemos considerar que la totalidad de nuestra existencia humana se centra entre nuestro mundo material y espiritual, todavía se prolonga en nuestras relaciones humanas con el entorno, o sea nuestra vida social y política debería ser pautada por los valores y costumbres de nuestros ancestrales, como también por la integración entre las estrategias de vida, las cuales incluyen la consideración de cinco esenciales que son: el capital natural, físico, humano, social y financiero.

Cuando esos aspectos superan a desvinculación del concepto holístico de vida, logramos una politización ética de la existencia humana en sociedad, con el objetivo de que nuestras civilizaciones desarrollen sustentablemente su evolución, respectando la Madre Tierra, de manera que preserven los recursos naturales y preserven la memoria de nuestros ancestrales, la manutención de nuestra vida y el bienestar de nuestros pueblos.

Referencias.
BAUMGARTNER, Ruedi Las estrategias de vida en el contexto rural: más allá del manejo sostenible de recursos. Una introducción al enfoque para entender las estrategias de vida rural. In RIST, Estephan et al. Estrategias de vida para ‘vivir bien’. Cochabamba: Bolivia, Plural editores, 2011.
HAVERKORT, et al. Antiguas raíces, nuevos retoños, Cochabamba-Bolivia: Plural editores 2003.

Esse post foi publicado em Educação popular. Bookmark o link permanente.

Uma resposta para Civilizaciones y estrategias de vida sostenibles

  1. marvi2012 disse:

    Marisa, agradecemos a sua reflexão. Sua publicação tem-nos incentivado a consultar as obras indicadas por você e, também, a Encíclica recentemente publicada. Convidamos os leitores a colaborar com comentários. Abraços,

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s